Eficiencia Energética de Ventanas

Formando parte de la fachada de nuestras viviendas, el aislamiento térmico de las ventanas, es un aspecto fundamental para la eficiencia energética de una vivienda que debe ser acorde al aislamiento térmico de la estructura.

Existe en el mercado una gran oferta de ventanas, que se diferencian por el tipo y calidad de su vidrio, así como por el cerramiento existente (su marco). Cabe destacar que una ventana eficiente no sólo debe poseer un cristal adecuado, sino que debe integrarse de forma adecuada en el cerramiento, es decir, que este preste un mismo nivel de aislamiento y que toda la estructura se monte de forma efectiva en la fachada sin que queden puentes térmicos, lo que originaría pérdidas incontroladas de calor al exterior.

A la hora de seleccionar una venta hay que tener en cuenta varios aspectos:

a) Aislamiento térmico deseado: podemos conocer sus propiedades térmicas con la ayuda de la etiqueta energética de ventanas.

b) Aislamiento acústico deseado.

c) Resistencia: En función del uso al que este destinada, puede ser necesaria una ventana más resistente (fachadas acristaladas) o menos resistentes (ventanas interiores).

d) Funcionalidad: existen diferentes tipos de apertura que aportan diferentes funcionalidades y estéticas.

 

Fuente: Climalit

Entre los tipos más frecuentes de cerramientos existen:

  • Madera. Si bien pueden aportar un aislamiento térmico adecuado, son más sensibles al deterioro ambiental requiriendo labores de mantenimiento constantes. Suelen utilizarse por su valor estético.
  • PVC. Los marcos de PVC destacan por su capacidad de insonorización, si bien suelen ofrecer un aislamiento térmico inferior.
  • Aluminio. Son los marcos más resistentes al deterioro ambiental y los que ofrecen los mejores niveles de aislamiento.

 Del mismo modo, existen diversas tipologías de vídrios en el mercado:

  • Monolítico o simple. Es el vidrio más sencillo y el que menores propiedades de aislamiento térmico ofrece.
  • Con cámara y doble o triple acristalamiento. Consiste en dos o tres vidrios separados por una o dos láminas de aire deshidratadas que mejoran el aislamiento térmico.
  • Bajo emisivo o low-e. Vidrio específicamente diseñados con materiales poco emisivos para evitar el intercambio de calor a través de su lámina. Pueden combinarse en doble o triple acristalamiento para crear ventanas muy eficientes. En caso de viviendas en climas cálidos, sin sistemas de refrigeración ni elementos de sombreado, puede favorecerse un “efecto invernadero” y acumularse el calor en el interior.
  • Control solar. Vidrios que limitan la cantidad de radiación solar que atraviesa la ventana, bien por absorción o reflexión. Hay que tener en cuenta que el control solar puede provocar que la vivienda no se caliente por efecto de la radiación solar en estaciones frías.

Frente a la gran diversidad de tecnologías, marcos, y vidrios, la etiqueta energética de ventanas es una herramienta a disposición del usuario que informa sobre el comportamiento energético de este elemento:

Fuente: Ventanaseficientes.com

  • Tipo de ventana. Indicando si es de fachada o de tejado.
  • Clasificación de la venta. Indica dos elementos; en primer lugar, una Letra correspondiente a la clasificación de invierno, y Estrellas (de 1 a 3) correspondientes a la clasificación de verano.
  • Datos del fabricante. Este apartado indica el fabricante, código de registro y modelo.
  • Clasificación. Existen dos clasificaciones. En la parte izquierda se encuentra una escala de barras desde la menor clasificación (G, de color rojo) a la mayor clasificación (A, de color verde), correspondiente al comportamiento energético de la ventana en invierno. En la parte derecha se encuentra una escala de 3 barras azueles, que indican de 1 (menor escala) a 3 (mayor escala), donde se indica el comportamiento energético de la ventana en verano.
  • Datos técnicos de la ventana. En la parte inferior de la etiqueta se indican datos técnicos como la transmitancia, la permeabilidad y el factor solar.

Cabe señalar que la etiqueta energética está en una fase de implantación opcional, si bien durante una futura segunda fase se prevé su implantación obligatoria.

© Asociación de Ciencias Ambientales. All Rights Reserved.

Login Form