Tipos de tarifa

Entre los tipos de tarifas que pueden encontrarse en el mercado libre se encuentran:

 

  • Tarifas de precio estable revisable. En este tipo se establece un precio por la electricidad y unas condiciones de revisión generalmente basadas en el IPC y, en la mayoría de los casos, anuales si bien puede variar según la compañia. Es el tipo más frecuente de contrato.

 

  • Tarifas de precio fijo. Similar a la anterior, pero generalmente con un precio mayor que se establece como fijo durante un periodo de permanencia mayor. Un precio fijo durante un mayor tiempo de permanencia puede proteger al usuario frente a subidas en el precio de la electricidad o bien perjudicarlo en caso de que se produzcan bajadas de precio. Sin embargo, los precios fijos establecidos suelen establecerse al alza para compensar potenciales subidas del precio de la energía, pudiendo no compensar este tipo de contratos.

 

  • Tarifas planas. Ofrecen un importe fijo mensual para el consumo de un bono anual de kWh. Si se sobrepasa el consumo se abona un coste adicional por cada kWh extra consumido.

 

  • Cuota fija. Se trata en realizdad de un método de pago mediante el cual se establece una mensualidad y periódicamente (generalmente, cada 12 meses) se hace balance de la diferencia entre lo pagado y consumido, compensándose la diferencia en la siguiente factura. Esta tarifa puede resultar conveniente para repartir los costes de la electricidad a lo largo del año. Es conveniente, no obstante, revisar el consumo real frente al facturado para prever la acumulación de saldo pendiente.
© Asociación de Ciencias Ambientales. All Rights Reserved.

Login Form