Diferencias entre comercializadora y distribuidora

Diferencias-entre-comercializadora-y-distribuidora-729x400

Uno de los aspectos del sistema eléctrico que lleva a confusión a los usuarios es la participación de múltiples empresas en el sistema, participando algunas de ellas en varias fases del sistema.

Si bien el sistema eléctrico implica muchas fases, desde la generación eléctrica, su transporte o su mercado; el  usuario sólo tendrá que relacionarse con empresas que actúan en dos fases del proceso: la distribución de energía y la comercialización de energía.

Empresas distribuidoras

Compañía que se encargan de distribuir la electricidad desde las redes de alta tensión hasta los puntos de suministro. Entre sus funciones se encuentran:

  • Mantenimiento de la red eléctrica de distribución.
  • Instalación y mantenimiento de contadores.
  • Realizar el alta del servicio en nuevos suministros.
  • Realizar la lectura del contador.
  • Reparar las averías del suministro.
Las compañías distribuidoras tienen asignado el territorio nacional por zonas de responsabilidad, de modo que la compañía distribuidora de cada usuario depende de su ubicación geográfica y es independiente de la empresa a la que contrata la electricidad (ver más adelante):
 
Imagen: reparto geográfico de las empresas distribuidoras

 

En caso de avería del suministro eléctrico o del contador, el usuario debe ponerse en contacto con su distribuidora de electricidad, cuyo teléfono puede encontrar en la factura eléctrica. Con independencia del servicio que se realice, la distribuidora nunca cobra ningún servicio de forma directa al usuario, realizando el cobro siempre a través de la empresa comercializadora.

Empresas comercializadoras

Son empresas que compran energía en el mercado eléctrico y se la venden al consumidor final. En lo relativo al usuario, son responsables únicamente de facturar la energía consumida por los mismos, así como todos los costes del sistema, como impuestos o alquiler de contadores. Cada usuario puede elegir libremente qué empresa quiere que facture su energía, con la que firma un contrato. En la actualidad, existen dos mercados diferentes de electricidad: el mercado regulado y el mercado libre.

 Mercado regulado de energía

En este tipo de mercado las tarifas están reguladas en lo que se conoce como Precio Voluntario al Pequeño Consumidor y se pueden adherir al mismo cualquier usuario de electricidad con un suministro inferior a los 10kW de potencia. Las tarifas están normalizadas, siendo vigentes en la actualidad las siguientes (actualizado junio 2016):

 

Fuente: Endesa

Únicamente pueden operar en este mercado las Comercializadoras de Último Recurso (CUR), que son las únicas con las que se puede gestionar el bono social:

Fuente: CNMC

 Mercado libre de energía

Las tarifas incluidas dentro de este tipo de mercado no están reguladas, por lo que ofertan a sus clientes distintas tarifas, beneficios y condiciones específicas (como permanencias) asociados a las mismas. Existe un gran número de empresas comercializadoras, y cualquier usuario puede contratar el suministro eléctrico con ellas, si bien debe recordarse que el bono social no puede tramitarse en el mercado libre, por lo que no son recomendables para aquellos usuarios que requieran acogerse al mismo.

 

© Asociación de Ciencias Ambientales. All Rights Reserved.

Login Form